Comisión 1936-1937

En el mes de abril de 2019 se hizo en la beneficencia una exposición denominada “La República de las Fallas” dedicada al poco estudiado periodo fallero que va de 1932 a 1936. La muestra que ocupaba un par de salas y relataba diferentes aspectos de las fallas de la época con profusión de material gráfico.

Me llamó la atención un plano de la ciudad de Valencia donde figuraban las diferentes comisiones falleras que existieron aquellos años, y lo hacía mediante puntos multicolores dependiendo el año en que se plantó falla.

En principio no me pareció extraño ver un punto en nuestra demarcación, puesto que de todos es conocido que se plantó falla el 1934, pero sí que el punto tuviera dos colores, rojo y verde. Inmediatamente busqué la interpretación de los mismos que había al plano y que decía, que el verde correspondía a las fallas plantadas a 1934 y el rojo a las plantadas el 1937 y eso sí que me llamó la atención, el asterisco que aparecía junto a 1937 decía lo siguiente “* Comisiones constituidas. Con el estallido de la guerra las fallas nunca se plantaron”. Lo anterior quiere decir que en 1936 mujeres y hombres de nuestro barrio decidieron plantar falla a pesar de que las circunstancias lo impidieron, no solo a ellos sino a todas las falleras y falleros de la ciudad.

En base a lo anterior podemos decir que a nuestra historia hay que añadir una comisión más, que no un monumento. Y obviamente profundizar en la información que hemos encontrado y saber, si se puede quién eran aquellos comisionados que se añaden a nuestra historia.

En lo que se refiere a las fallas del ejercicio 1936-1937, sí que he encontrado suficiente información y seguidamente resumo lo más destacable de la misma:

En el mes de abril de 1936, las numerosas fallas que se habían plantado en la ciudad de Valencia el ejercicio anterior, vuelven a constituirse y lo hacen con plena normalidad, hasta que el 18 de Julio se produce la sublevación militar que en nuestra ciudad fracasó de todas todas. Este hecho marcó un antes y un después, el estallido de la guerra civil era una realidad y nuestra ciudad se convirtió en un lugar clave en todos los sentidos para la república, que se precipitó cuando el 8 de noviembre de 1936 el gobierno del estado se traslada a nuestra ciudad, que de facto ejerce como capital de la segunda república. Con este hecho y el alud de gente que huyó del frente de Madrid la ciudad se transforma y multiplica su población.

Las comisiones falleras hicieron su actividad con normalidad hasta el mes de julio, en el que la situación cambia, hay constancia que todos los fondos recaudados en los diferentes actos falleros, generados básicamente por verbenas y representaciones teatrales, son dados para la financiación de hospitales, milicias populares, refugios y otros, y fueron de 44.000 pesetas de la época, superiores a las 40.000 pesetas que destina el ministerio de instrucción para la construcción de las 4 fallas de las cuales los muñecos fueron exhibidos a la lonja con motivos propagandísticos y solo una se plantó pero que nunca fue quemada por razones no conocidas, aunque algunas fuentes apuntan a los bombardeos que sufría la ciudad como causa probable.

Cómo veis un ejercicio fallero de lo mas atípico.

Scroll Up